Newsletter

*

(*) Mandatory fields

Quién está en línea?

Tenemos 65 invitados conectado

Música

Get Adobe Flash player
La Curación Espiritual

La curación espiritual puede ser precedida por una disfunción mental o física. La curación depende de una buena disposición de enfrentarse a la vida y sus procesos en un nivel más profundo,  en consecuencia  uno mismo activa el proceso de curación. Los patrones dominantes de nuestra conciencia en la vida cotidiana tienen que ser revelados (véase la curación).  La duración del proceso de curación y su conclusión  van a depender de cada persona en si.  Al llegar al fondo de las causas de sus propios conflictos se liberaran de ellos. Usted puede comparar este proceso con el resplandor de un camino a través de la selva. Esa es la verdadera satisfacción de actuar!

 

 

 

Cualquier énfasis en las diferencias o la sensación de soledad, aparentemente ineludible desaparece  dado el hecho de que no solo las personas están interconectadas.  Todo lo que existe es inseparable. En la experiencia de mis clientes durante mi Expedición de curación: es que superan sus problemas, creando así un potencial energético. Pueden sentir la alegría, el humor, la intuición y la creatividad de tomar el lugar que en la vida les corresponde. En el mundo de los animales y plantas, en el cosmos como un todo solo hay un objetivo: servir  a Uno y por tanto llegar a la armonía completa. Para este propósito cada criatura tiene su lugar individual en nuestro cosmos, así como un regalo individual. Existir ya es un  fin suficiente en sí mismo. Sólo el hombre toma para si mismo demasiado en serio  el esquema de las cosas y perturba de esta forma el flujo de la vida. Él siempre está esforzándose por controlar  todo, sin darse cuenta del hecho de que sin él las cosas podrían fluir perfectamente bien. La recompensa por su esfuerzo constante es la preocupación y el miedo que le impide darse cuenta de que el sol envía sus rayos a través de las hojas de los árboles y escuchar las sinfonías armonioso de los pájaros. No hay palabras para describir la perfección de la naturaleza. Esta belleza es también el resultado de nuestra percepción. Es nuestra decisión lo que queremos percibir – lo que creamos!
El todo es mayor que la suma de sus partes. Yo sistemáticamente trabaje con los elementos agua, fuego, tierra, aire y éter. La curación podría haberse descrito como un metabolismo perfecto: un flujo constante de energía, que no tienen por qué ser usurpado desde el exterior.  El hombre hace la transición tomando conciencia delibera de dar.


Véase también la Medicina Natural
y Perú - Un viaje al yo interno